miércoles, 21 de marzo de 2012

Ni más ni menos

Como en una montaña rusa. A veces arriba, a veces abajo, inestable.
Tú fuiste el desencadenante, y luego vino todo lo demás. Después de todo este tiempo, he llegado a la conclusión de que lo único que necesito es que me digas que para ti fue lo mismo que para mi. Y yo solo con eso sería capaz de cerrar esta historia. Y continuar subiendo y bajando en esta montaña rusa que es mi vida, pero con un pasajero menos. Porque aunque parezca que te has ido, en realidad sigues aquí.


1 comentarios:

Samarcangel dijo...

Y seguirá un tiempo... porque cuando quieres a alguien de verdad no puedes sacártelo de la cabeza con un simple chasquido de dedos. A veces parece que lo estás logrando, y luego vuelves a recaer. Y aunque en el fondo esa persona ya no valga la pena, ni merezca que le pienses ni un instante más, es bueno saber que has llegado a sentir eso por él. Hay gente que ni tan siquiera es capaz de vivir ese sentimiento en la vida.

Publicar un comentario